Tiempo de victoria: la dinastía de los Lakers

V.O: Winning Time: the rise of the Lakers dynasty 2022
  • 1 temp.
  • deporte

Ficha técnica

Directores/as:
Adam McKay
,
Damian Marcano
,
Tanya Hamilton
Reparto:
Adrien Brody
,
Gaby Hoffmann
,
Jason Clarke
,
John C. Reilly
,
Molly Gordon
,
Quincy Isaiah
Guionistas:
Jeff Pearlman
,
Jim Hecht
,
Max Borenstein
,
Rodney Barnes
Ver serie

Una de las historias deportivas de éxito más famosas en Estados Unidos es la de los Lakers del showtime. Aquel equipo de baloncesto jugaba en una liga, la NBA, que a finales de los 70 no tenía buena imagen entre el público general y, además, se había pasado la década de los 60, y parte de los 70, a la sombra de los Boston Celtics de Bill Russell y el entrenador Red Auerbach, que ganaron ocho campeonatos consecutivos en diez años.

El punto de inflexión sería 1979, año en el que un magnate inmobiliario como Jerry Buss compró Los Ángeles Lakers y, en el draft de aquel verano, eligió con el número uno a Earvin “Magic” Johnson, un base de dos metros llamado a revolucionar el baloncesto para siempre. Ahí arranca Tiempo de victoria: la dinastía de los Lakers, serie de HBO Max que se basa en el libro Showtime: Magic, Kareem, Riley, and the Los Angeles Lakers Dynasty of the 1980s, del escritor deportivo Jeff Pearlman.

Los encargados de trasladarlo a la pequeña pantalla son Jim Hecht (Ice Age) y Max Borenstein (The Terror), que cuentan con la producción y la dirección en el primer episodio de Adam McKay, reputado director de comedia que se ha hecho famoso por sus películas ligeras y divertidas sobre temas tan serios como la crisis financiera de 2008 o el cambio climático.

Los tres centran la serie en Jerry Buss y Magic Johnson y muestran cómo era el ambiente del Hollywood de la época al que llega el segundo, un ambiente dominado por una total despreocupación en cuanto al sexo y las drogas. Quizá por eso, ni los jugadores reales ni la familia de Buss han querido saber nada de la serie y, de hecho, se mostraron bastante críticos con ella antes de que se estrenara.

Para interpretar a todos ellos, Tiempo de victoria recurre a actores poco conocidos o casi debutantes, como Quincy Isaiah, Solomon Hughes y DeVaugh Nixon, hijo de Norm Nixon, uno de los jugadores de aquellos Lakers. Les acompañan John C. Reilly (Moonbase 8), Adrien Brody (Chapelwaite), Gaby Hoffman (Transparent), Hadley Robinson (Utopía) o Jason Clarke (Catalina la Grande).

Aunque no se buscaba un parecido físico acertado con las personas reales, sí era importante que quienes interpretaran a los jugadores dieran el pego en las escenas de partidos de baloncesto y, sobre todo, en la reproducción de algunos de los momentos míticos de aquellos Lakers cuyo estilo de juego se apodó “showtime” porque daba espectáculo y, además, conseguía victorias.,

Para ello, se contrató a Idan Ravin, preparador físico y entrenador que suele trabajar con algunas de las grandes estrellas actuales de la NBA para mejorar algunos aspectos de su juego y mantenerlos en forma al acabar la temporada. Entre los deportistas que han trabajado con él figuran Stephen Curry, Kevin Durant o Carmelo Anthony, y la tarea que tenía Ravin era conseguir que Solomon Hughes reprodujera fielmente el gancho clásico de Abdul-Jabbar o que Isaiah fuera convincente en los pases de fantasía de Magic.