Ver o no ver: 'Cómo conocí a tu padre' (Disney+)
Críticas
Ver o no ver: 'Cómo conocí a tu padre' (Disney+)

Si eres de los que les cuesta encontrar horas libres en el día, esto te interesa. Cada semana elegimos una serie de estreno, analizamos su primer capítulo en pocas palabras y nos mojamos para descifrar si de ahí saldrá una buena historia. Esta semana, la elegida es 'Cómo conocí a tu padre', el spin-off de 'Cómo conocí a vuestra madre' desde el punto de vista de una mujer.

Por Ignacio Parrón - 13 May 2022

Amigos y amigas, voy a contaros una historia increíble, la historia de la secuela de Cómo conocía a vuestra madre.

Tras muchos intentos fallidos y unos cuantos años más de espera, finalmente se estrenó Cómo conocí a tu padre, la secuela de la exitosa sitcom protagonizada por Josh Radnor, Neil Patrick Harris y compañía. En esta ocasión, veremos el punto de vista femenino de la historia de amor entre nuestra protagonista y el futuro padre de su hijo, al que le cuenta lo que ocurrió de verdad hasta que encontró a su progenitor.

La serie generó muchas expectativas antes de su estreno. Por un lado, se trata de la secuela de una de las sitcoms con más seguidores del siglo XXI. Por otro lado, el final de su antecesora y el mal envejecimiento de ciertos aspectos le valieron muchas críticas, y había interés por saber cómo se iba a enfocar esta nueva historia. Además, ya había habido antes un spin-off, protagonizado por Greta Gerwig, con el mismo concepto que no había pasado del piloto. Así, pues, vamos a responder a los interrogantes. ¿Consigue estar a la altura de su predecesora? ¿Toma un rumbo distinto para ofrecernos algo nuevo?

De qué va

En el año 2050, Sophie aprovecha una videollamada con su hijo para contarle la verdadera historia de cómo conoció a su padre. Casi tres décadas antes, en 2022, Sophie es una fotógrafa idealista que aún cree en el amor verdadero pese a que sus numerosos fracasos en Tinder le pongan difícil volver a confiar. Pero una noche cambia todo. El día que tiene una cita fallida con el que podría ser el hombre de su día conoce al padre de su futuro hijo, solo que ella aún no lo sabe.

Acompañamos a Sophie mientras descubre el amor y navega por las dificultades del paso a la treintena. Pero no lo hace sola, sino con un grupo nuevo de amigos: Valentina, su mejor amiga y compañera de piso; Charlie, el novio de Valentina, un aristócrata inglés que lo deja todo para mudarse a Nueva York con ellas; Jesse, un conductor de Uber y músico famoso en contra de su voluntad; Sid, el compañero de piso de Jesse y dueño del bar Pemberton’s (el nuevo McLaren’s) y Ellen, la hermana adoptiva de Jesse que llega a Nueva York para superar el divorcio de su mujer.

Lo mejor y lo peor

Los nuevos protagonistas de 'Cómo conocí a tu padre'
Los nuevos protagonistas de 'Cómo conocí a tu padre' / Serielistas

El mejor resumen del piloto de la serie lo hace Lennon Stella y su interpretación de Hey, Beautiful, la icónica canción que sirvió de cabecera de Cómo conocí a vuestra madre y que repite en su secuela. Y es que Cómo conocí a tu padre se esfuerza en dar la apariencia de ser otra cosa, pero no deja de ser lo mismo. Las secuelas, y más cuando lo son de una serie con una base de fans tan grande como la tuvo la original, tienen el hándicap de contentar a los seguidores que arrastra pero, a su vez, escapar de su sombra y ofrecer algo nuevo. Y la serie no llega a conseguirlo.

El primer episodio bien podría haber sido uno más de su predecesora en el que nos muestran una historia similar a la de Ted, solo que protagonizada por otras personas. Sophie es una versión no tan moderna como quisiera del personaje al que dio vida Josh Radnor, una mujer romántica e idealista que se acerca a los 30 y cuyo objetivo vital es encontrar al amor de su vida. Es decir, precisamente el personaje más odiado por parte de los críticos de la serie. En su caso, han intentado darle una motivación más profunda a través de su infancia, pero sin demasiado éxito.

No solo es parecida la protagonista, sino que repite las mismas dinámicas: una pareja que se compromete, Sophie tiene una cita perfecta que acaba en un no beso, se incorpora alguien (varios en este caso) al grupo de amistades de la protagonista, su compañera de piso y mejor amiga tiene un novio que se muda al piso… La sombra de Como conocí a vuestra madre es alargada. Y lo que es peor, ni tiene el carisma, ni el encanto, ni el humor que tenía la original.

Los amigos de Sophie son una parte muy importante de 'Cómo conocí a tu padre'.
Los amigos de Sophie son una parte muy importante de 'Cómo conocí a tu padre'.

Esto no se queda solo en la trama. Los personajes también se esfuerzan en aparentar ser diferentes, con un elenco mucho más diverso en todos los sentidos, pero siguen siendo lo mismo. Tenemos la dinámica de Marshall y Lily representada por Valentina y Charlie, con los que comparte piso Sophie, y Sid y su prometida (que tienen una relación a distancia). También tenemos dos presuntos Robin. Por un lado está Ian, el hombre de la cita que replica a la de Ted y Robin, y Jesse, potencial interés romántico de Sophie, con una actitud escéptica frente al amor y el matrimonio y que es famoso por un vergonzoso video viral (que nunca estará a la altura de Robin Sparkles).

El único personaje que no “regresa” es Barney, para bien y para mal. Es cierto que su rol como womanizer no tiene cabida en la sociedad actual, pero, si atendemos al contexto en el que nació y olvidamos la cosificación de las mujeres, era el personaje más carismático y divertido de las primeras temporadas. Y esto lo nota el episodio piloto, que carece de ese humor y ese encanto y que vive más de esas dinámicas y situaciones repetidas para mantener al público. Tampoco ayudan los clichés de las sitcom y los tópicos que ya deberíamos tener superados a estas alturas, y que ocupan la mayor parte de los gags del piloto.

Es cierto que, al final, el episodio piloto de una sitcom debe introducir a un montón de personajes y dinámicas y suele tardar unos más en coger ritmo de crucero. Además, esta debe mantener el equilibrio entre retener a los fans de su antecesora para luego evolucionar, pero imitar hasta tal punto el piloto de Cómo conocí a vuestra madre es excesivo. Y no pasa nada por incluir guiños. El mejor momento del episodio está al final, cuando descubrimos que Jesse y Sid viven en la misma casa que Ted, Marshall y Lily. Hasta hacen una mención al matrimonio que les dejó la casa y que les regalaron las icónicas espadas de la pared. Así es como se incluye bien una referencia.

Todos los personajes de 'Cómo conocí a tu padre' se mueven alrededor de Nueva York.
Todos los personajes de 'Cómo conocí a tu padre' se mueven alrededor de Nueva York.

Aun así, no todo sigue los mismos patrones. Los grandes cambios llegan en el año 2050, el futuro desde el que se nos narra la serie. Cómo conocí a tu padre introduce un interesante giro: en esta ocasión, sí vemos a la Sophie del futuro, a la que da vida Kim Cattrall (Sexo en Nueva York), pero no al hijo al que le está contando la historia. Es cierto que no tiene ese rol más de narrador que tenía Bob Saget como el Ted del futuro, que ayudaba mucho a guiarnos por la trama y le daba cierto humor que se echa en falta, pero gana en misterio. Y es que aquí ya sabemos de antemano quién será el padre. Más o menos.

Ya no tenemos que esperar a saber quién será la madre, o el padre en este caso, porque sabemos que es uno de los cuatro hombres que nos presentan en el episodio: o Ian, o Jesse, o Sid o Charlie. Al ser cada uno de una etnia distinta, el color de piel del hijo ya nos daría la respuesta, por lo que le han dado la vuelta a la situación. Es un cambio aparentemente pequeño, pero un gran cambio en la dinámica de las relaciones a lo largo de la serie.

Si tenemos que destacar algo, es la interpretación de su protagonista. Hilary Duff está estupenda, se nota que quiere resarcirse con este personaje de aquel proyecto de secuela de Lizzie McGuire en versión adulta e intenta plasmar en cierta manera lo que no pudo entonces, y mantiene ese aura inocente e idealista frente al amor que necesita esta historia.

Veredicto

Jesse y Sophie son los nuevos Robin y Ted
Jesse y Sophie son los nuevos Robin y Ted / Serielistas

Cómo conocí a tu padre no consigue separarse de Cómo conocí a vuestra madre, lo cual no es necesariamente malo. Los más críticos con la serie tendrán los mismos motivos, si no más, para odiarla igual que a su antecesora, pero los espectadores casuales no encontrarán nada nuevo ni diferente a las sitcom habituales. Pero los fans de las aventuras de Ted y compañía estarán encantados. La serie es un sustituto edulcorado, pero cumplidor, que permitirá revivir las mismas sensaciones que vivió en el McLaren’s, aunque de una manera descafeinada y sin tanto humor ni encanto. Al final, dependerá de cuál es vuestra opinión de la serie original.

P.D.: El espíritu de esta sección es valorar el episodio piloto de las series para que tengáis una idea de si probarla o no. Pero, para los fans de Cómo conocí a vuestra madre, vamos a saltarnos esta regla un momento para hacer una recomendación: dadle una oportunidad hasta el final. Son solo 10 episodios de 25 minutos, aproximadamente, y, a medida que avance, encontraréis guiños y cameos a la original que os harán emocionaros. Vais a querer ver especialmente el último episodio de la temporada.