Quién era 'Clark', el protagonista de la serie de Netflix que creó el "síndrome de Estocolmo"
Netflix
Quién era 'Clark', el protagonista de la serie de Netflix que creó el "síndrome de Estocolmo"

Entre los estrenos de hoy de Netflix figura 'Clark', una serie sueca con un protagonista poco conocido fuera del país: un notorio y peligroso estafador cuyo carisma y atractivo le ganó el favor de mucha gente. A él se debe que se acuñara el término "síndrome de Estocolmo".

Por Serielistas - 05 May 2022

El síndrome de Estocolmo es un afecto que la víctima de un secuestro desarrolla hacia su captor. Mientras ha estado prisionera, ha desarrollado cierta complicidad con el secuestrador y puede llegar a ayudarlo a huir de las autoridades o incluso a testificar en su favor si se produce un juicio. El término se debe a Clark Olofsson, un criminal que actuó en Suecia, principalmente en las décadas de los 60 y los 70, y que alcanzó tanta notoriedad como cualquier famoso de la época.

Olofsson es el protagonista de Clark, serie que Netflix estrena hoy con Bill Skarsgaard al frente. El personaje es demasiado goloso para dejarlo escapar: con 14 años, y para huir de un entorno familiar en el que su padre se había marchado y su madre tenía problemas de salud mental, falsificó la firma de esta última y se embarcó durante dos años, viajando hasta Japón y Sudamérica. Con 16, sus numerosos delitos, aunque de poca monta, le llevaron a ser internado en un reformatorio del que se escapó dos años más tarde, entrando en la finca del primer ministro sueco y robando tomates, pepinos y uvas de su invernadero.

El resto de su historial delictivo repite básicamente los mismos patrones: comete algún crimen, algunos más serios que otros, es detenido y encarcelado, se escapa, vuelve a delinquir, lo vuelven a atrapar, etc. Desde 1966 a 1973, entra y sale de prisión varias veces, hasta que el allanamiento de una tienda de bicicletas con un colega acarreó la muerte de un policía. Olafsson no es quien le dispara, pero eso no le impide ser condenado a diez años de cárcel. Por supuesto, Clark se escapa, esta vez en dirección a Alemania vía las Islas Canarias. Es arrestado de nuevo y, otra vez, se fuga. Está siete meses huido hasta que la policía consigue detenerlo.

El origen del síndrome de Estocolmo

En 1973, mientras Olofsson está encerrado, un ladrón llamado Jan-Erik Olsson atracó un banco en la plaza Norrmalmstorg, en Estocolmo. El atraco derivó en una toma de rehenes, y entre las peticiones de Olsson figuraba que le llevaran a Clark, su antiguo compañero de celda, para que fuera el enlace con los negociadores de la policía. La situación duró cinco días, hasta que los agentes entraron en el banco por la fuerza, pero mientras tanto, Olofsson aseguró que habían entablado una relación muy cordial y cercana con los rehenes, a quienes él había protegido, y estos, de hecho, habían tenido una actitud que sorprendió a agentes y al público.

'Clark' muestra el atraco a un banco en Estocolmo que propició el nacimiento del famoso síndrome.
'Clark' muestra el atraco a un banco en Estocolmo que propició el nacimiento del famoso síndrome.

Clark no fue acusado de nada por aquello, pero se fugó otra vez en 1975, cometiendo nuevos robos. Su patrón habitual volvía a repetirse, con atracos, encarcelamientos y huidas constantes. En prisión llegó a terminar la carrera de Periodismo, y en los 80 se pasaría al narcotráfico, delito por el que acabaría extraditado a Dinamarca en 1999. Y en el siglo XXI ha seguido activo. Estuvo encarcelado en Bélgica hasta 2018.

Lo que cuenta la serie

Desarrollada por el director Jonas Akerlund, y con Bill Skarsgaard como Clark Olofsson, los seis episodios de la serie de Netflix muestran los hechos anteriormente relatados a través de los ojos del ladrón, que no distingue entre lo que está bien y lo que está mal y que actúa en numerosas ocasiones solo para alimentar su gran ego. Se opta por un tono desenfadado, en consonancia con cómo lo percibía todo Clark. Skarsgaard es el gran centro de toda la función.