Mind Over Murder

V.O: Mind Over Murder 2022
  • 1 temp.
  • Documental

Ficha técnica

Directores/as:
Nanfu Wang
Ver serie

Los true crime han llegado para quedarse, y no es para menos teniendo en cuenta lo que nos ofrecen estos documentales basados en crímenes reales: casos polémicos, un rastro de pruebas más o menos concluyentes y un plantel de personajes de lo más variopintos. Con esta combinación de ingredientes, nos han llegado producciones de todo tipo, aunque muy pocas como Mind Over Murder.

Vamos a ponernos en contexto: es el año 1985 en la pequeña ciudad de Beatrice, Nebraska, cuando Helen Wilson, una mujer de 68 años, es encontrada asesinado en su apartamento y con indicios de haber sufrido violencia sexual. Seis personas confesaron ser las responsables de este terrible crimen y fueron condenadas a 77 años de cárcel, pero son puestas en libertad en 2009 después de que las pruebas de ADN determinaran que ninguna de ellas estuvo ni siquiera en el hogar de Wilson.

Esta historia fue llevada a la pequeña pantalla por la ganadora del premio Peabody Nanfu Wang, responsable de otras producciones documentales como One Child Nation o El ambiguo origen del coronavirus en Wuhan. Este trabajo periodístico se plasmó en una miniserie de seis capítulos en los que se recurrió a entrevistas, imágenes de archivo y recreaciones para llevar a la pequeña pantalla este suceso que todavía resuena en las calles de Beatrice.

Unas recreaciones que adoptaban un curioso formato: el de una obra de teatro en la que intervenían algunos de los residentes reales de Beatrice interpretando a sospechosos, policías y demás implicados en el caso. Una curiosa e innovadora técnica que consigue diferenciar a esta producción del aluvión de documentales true crime que nos han llegado en los últimos años.

Entre los testimonios que se recogen se encuentran los de los investigadores y abogados involucrados en el caso, además de entrevistas con el nieto de Helen Wilson y con cuatro de los cinco miembros supervivientes de “Los Seis de Beatrice”, que aún hoy en día siguen teniendo dudas sobre su propia implicación en el asesinato.

Así es Mind Over Murder, que toma el caso del asesinato de Helen Wilson como premisa para reflexionar sobre la fiabilidad de las confesiones bajo presión y la memoria en los procesos penales. Un true crime diferente que se atreve a innovar en el formato, convirtiéndola en una de las producciones más atractivas del género.