In My Skin

V.O: In My Skin 2020
  • 2 temp.
  • Dramedia

Ficha técnica

Productores/as:
Cheryl Davies
,
Sophie Francis
Directores/as:
Lucy Forbes
,
Molly Manners
Reparto:
Gabrielle Creevy
,
James Wilbraham
Guionistas:
Kayleigh Llewellyn
Ver serie

Todo comenzó en 2018, cuando la BBC de Gales produjo un cortometraje sobre las peripecias —y miserias— de una adolescente. Pese a rodarse en solo cinco días y tener lo justo para salir adelante, el resultado gustó tanto que a la cadena se le ocurrió encargar una serie completa. El proyecto tomó forma, se desarrolló y, en octubre de ese mismo año, acabó estrenándose bajo el título In My Skin. Lo que vino después fue un auténtico éxito de crítica y público.

La historia sigue a Bethan, una chica de casi 16 años que empieza a lidiar con la inseguridad y la ansiedad que provoca la vida adolescente: amistades, sexo, dar lo mejor de ti en los estudios... Pero todo es aún más complicado para ella, debido a las calamidades que vive en casa y que no es capaz de contar a sus amigos ni profesores. Y es que, desde hace tiempo, Bethan briega con una familia desestructurada: su padre es alcohólico y su madre padece trastorno bipolar.

El libreto de se basa en las experiencias personales de la guionista Kayleigh Llewellyn (Killing Eve), que dramatiza su juventud para crear este conmovedor coming of age. “Vivía con el temor de que los niños de mi escuela se enteraran de que mi madre debía ser internada con frecuencia en un psiquiátrico (...) Pensé que se burlarían de mí, me condenarían al ostracismo o, aún peor, se burlarían de mi madre”, explica en una entrevista en The Guardian.

Esto ayuda a entender la honestidad y el naturalismo que desprende la serie; así como el valor de Llewellyn para reírse de su propia tragedia. Gracias a este trabajo, la guionista levantó dos BAFTA Cymru: Mejor Serie Dramática y Mejor Guion en 2019 y 2020, respectivamente. Hoy no faltan voces que la incluyen entre las grandes guionistas de la escena británica, encabezada por las ganadoras del Emmy Michaela Coel (Podría destruirte) y Phoebe Waller-Bridge (Fleabag).

Por su parte, las labores de dirección se reparten entre Molly Manners, cuyo currículum, por aquel entonces, se limitaba a un episodio de la extraña comedia Mitos urbanos —no te pierdas a Joseph Fiennes haciendo de Michael Jackson—, y la más experimentada Lucy Forbes, que ha trabajado después en títulos como Esto te va a doler o The End of the F***ing World. La última, por cierto, ganó el prestigioso BAFTA Cymru en 2020 gracias a esta serie.

En el plano artístico, la propuesta cuenta con un reparto joven pero muy talentoso. Entre ellos: Jo Hartley (After Life); James Wilbraham (Ordinary Lies); Poppy Lee Friar (Mr. Selfridge); Rhodri Meilir (Hidden); Alexandria Riley y Aled ap Steffan (The Pact); la veterana Di Botcher (Stella); y sobre todo la debutante Gabrielle Creevy como Bethan, papel que la lanzó al estrellato y que le significó el galardón a Mejor Actriz en los BAFTA Cymru 2019.

Como es evidente, In My Skin gozó de una trayectoria de premios importante. Esto se trasladó también a la opinión de la crítica, que se rindió ante la propuesta. La propia Decider le dedicó: “Una serie con una nueva perspectiva que ofrece mayor sustancia a la típica historia iniciática”. Además de ella, todas las reseñas coinciden en que la ficción, pese a ser desenfadada a ratos y siempre mordaz para digerir su dureza, resulta igualmente “brutal y honesta”.

Con todo, estamos ante una de esas historias especiales, de las que dejan huella. Emocionante, personal... In My Skin es Bethan, y Bethan es cargar con una doble vida, en plena adolescencia, y con el peso de no poder compartir tus desgracias mientras éstas te llevan más y más hacia el abismo. La serie, además, sigue el estilo de humor británico, siendo capaz de reírse de sí misma hasta en los momentos más oscuros. No será un título espectacular, pero sí cautivador.