Club Houdini

V.O: Club Houdini 2017
  • 1 temp.
  • Aventuras

Ficha técnica

Productores/as:
César Ruiz de Diego
Directores/as:
Rodrigo Sopeña
Reparto:
Alejandro Serrano
,
Mafalda Carbonell
,
Nico Rossi
Guionistas:
Borja Echevarría
,
Rodrigo Sopeña
Ver serie

Los niños esperando junto a la tele que emitan un nuevo capítulo de su serie favorita. Eso ya no existe. Hoy, un chaval de apenas 6 años ya decide qué ver, cuándo y cómo lo ve. Este cambio de paradigma obliga al medio tradicional a renovarse o morir. Eso explica que Disney Channel haya creado propuestas como Club Houdini, que intenta recuperar a su público mezclando misterios, retos y aventuras, pero sobre todo haciéndole partícipe gracias a las nuevas tecnologías.

El punto de partida es sencillo y tiene que ver con cinco niños: Martina, Nacho, Tamara, Mateo y Andrés. Durante un castigo en la biblioteca del colegio por una travesura que no cometieron, los chicos dan con un mapa del tesoro. Es viejo y parece carcomido, pero está lleno de códigos, pistas y anotaciones misteriosas que parecen conducir hasta un único lugar: dónde se esconde un valioso tesoro que permanece oculto en su ciudad desde hace décadas.

A partir de ese inesperado hallazgo, los cinco emprenden una aventura que traerá consigo una apasionante cadena de investigaciones, enigmas y pruebas, que tendrán que superar mediante juegos. Pero lo más curioso viene ahora, y es que este camino de secretos los llevará a conocer a un inquietante personaje: el mismísimo mago Houdini; quien les ayudará con pistas para que, trabajando en equipo, logren hallar el preciado tesoro y descubrir su naturaleza.

Estrenada originalmente a finales de octubre de 2017, Club Houdini es una ficción española, la segunda con el sello de Disney Channel tras Coco y Lana. Fue rodada en el municipio madrileño de Villaviciosa de Odón, producida por La Penúltima TV y protagonizada por niños de entre 8 y 11 años. Esto último es un aspecto muy a tener en cuenta, según el productor Ezequiel Segui, pues impregna al proyecto de “espontaneidad, autenticidad y humor”.

A nivel creativo, la propuesta viene con la firma del guionista Rodrigo Sopeña (Sin novedad), un gijonés especialmente ligado al entretenimiento televisivo, con experiencia en programas como La hora de José Mota, Me resbala o El Hormiguero, entre otros. Curiosamente, Sopeña también es coguionista de la película La habitación de Fermat. Aquí está acompañado por los escritores José Carlos Ruiz, debutante, y Borja Echevarría, de Neverfilms o Qué vida más triste.

En lo narrativo, llama la atención de Club Houdini su apuesta por la interactividad. Cada uno de los episodios termina dejando abierto un reto que se resolverá al inicio del siguiente. Lo que se busca aquí es estimular a la audiencia: que dialogue, ponga en común sus ideas y hasta pueda trasladar el universo de la serie a entornos y conversaciones reales, como las que podrían darse en el patio del colegio. Y por si esto fuera poco, espera, que aún hay más.

Y es que, si exploras a fondo el plan transmedia de Club Houdini, descubrirás que las sorpresas no terminan ahí. De cara a que los niños puedan resolver el acertijo durante la semana previa a la emisión del siguiente capítulo, la producción decidió incluir contenidos digitales adicionales en YouTube, Instagram o en la propia app de Disney Channel. Con ello se estaba buscando que el público tuviese más pistas, más ayudas, para despejar el enigma planteado.

Cambiando de tercio, cabe señalar que el reparto de la ficción está formado en su mayoría por rostros jovencísimos, entre ellos: Mafalda Carbonell (Señor, dame paciencia), Teresa Rodríguez (Superlópez), Alejandro Serrano (El Continental), Nico Rossi (Supernormal) o el debutante Mikel Platero. A ellos se suman cameos de intérpretes como José Mota o Pablo Carbonell; además de Iñaki Ruiz de Galarreta, Houdini en la ficción, que en la vida real es el Mago Sun.

Pensada para los más pequeños de la casa, Club Houdini nos plantea una aventura divertida, con acción y plagada de acertijos y pruebas emocionantes. Todas ellas tienen un toque mágico, y promueven valores como la amistad, el ingenio o el trabajo en equipo. Si a eso se le añade un elenco carismático y una narrativa diseñada para hacer partícipe al espectador, lo cierto es que resultará muy difícil no convertirse en un investigador más de la pandilla.