Becoming Elizabeth

V.O: Becoming Elizabeth 2022
  • 1 temp.
  • Drama

Ficha técnica

Productores/as:
Lisa Osborne
Directores/as:
Catherine Morshead
,
Justin Chadwick
,
Udayan Prasad
Reparto:
Alicia von Rittberg
,
Bella Ramsey
,
Jessica Raine
,
John Heffernan
,
Tom Cullen
Guionistas:
Anya Reiss
Ver serie

De ser considerada bastarda a pasar a la historia como una de las reinas más importantes de la corona británica. Para quiénes la han estudiado, la vida de Isabel I es sorprendente, enigmática, desgraciada, gloriosa. El cine y la televisión han mostrado parte de su vida, pero no toda. Ahí es donde entra Becoming Elizabeth, el esperado drama histórico de Starzplay que nos sumerge en la juventud de Isabel Tudor, antes de convertirse en el emblema de Inglaterra.

El 28 de enero de 1547, el padre de Isabel, Enrique VIII, muere, provocando que la corona caiga en manos de su único hijo varón, Eduardo, de solo 9 años. Al complejo proceso de sucesión hay que sumar la situación económica y sociocultural de Inglaterra: las arcas no pasan por su mejor momento, el país está en guerra con Escocia y Francia, y hay una crisis entre el cristianismo y el protestantismo. Por no hablar de las batallas que se libran dentro del palacio.

Y es que la joven Isabel, que aún era una adolescente, empieza a verse envuelta en las tramas sexuales y políticas de la corte inglesa. La llegada al trono del niño Eduardo VI desencadena una lucha de poder donde el rey, la propia Isabel y su hermanastra María —apodada luego “Bloody Mary”— son peones en medio del juego entre las grandes familias de Inglaterra y las potencias europeas de la época que se disputan el control del país.

En medio de este caos se desarrolló la juventud de Isabel Tudor, el período más desconocido de una monarca que luego se mantendría en el trono durante 45 años como Isabel I. La época de su reinado, sin embargo, sí se ha explorado con anterioridad: tanto en televisión, con series de la talla de La reina virgen; como en cine, donde destaca la interpretación de Cate Blanchett en Elizabeth, la cinta por la que obtuvo su primera nominación al Oscar en 1999.

En esta ocasión, la elegida para el papel es la alemana Alicia von Rittberg (Charité). Junto a ella, juegan un papel clave: Jessica Raine (Informer), que interpreta a Catherine Parr, la última de las seis esposas de Enrique VIII; Tom Cullen (Invasión) como Thomas Seymour, el tío de Eduardo VI, el nuevo rey; o John Heffernan (Dickensian) dando vida al duque de Somerset, el primero en reclamar el puesto de Lord Protector nada más morir el antiguo monarca.

A nivel creativo, Becoming Elizabeth lleva la firma de la joven guionista Anya Reiss, que debutó en el medio en 2014 escribiendo Eastenders, la telenovela más longeva de Reino Unido: no en vano, lleva emitiéndose 37 años y cuenta con más de 6.000 capítulos hasta la fecha. Después, en 2017, participó en el guion de Ackley Bridge, serie juvenil que nace con el Brexit y que trata de reflejar el desafío del sistema educativo en una Europa multicultural.

Por otro lado, cabe decir que Reiss colabora también en calidad de productora ejecutiva, junto a George Ormond y George Faber (National Treasure), ambos con una dilatada trayectoria en la pequeña pantalla. Respecto a las labores de realización, el estilo de la serie lo marca el director británico Justin Chadwick, nominado al Emmy por la miniserie Casa desolada, la adaptación de la obra de Dickens, ambientada en la época de la Inglaterra victoriana.

Por todo lo anterior, estamos ante una propuesta ideal para los amantes del género histórico. Becoming Elizabeth retrata lo que fueron los años más desconocidos en la vida de Isabel I, cuyo reinado pasaría a los anales por albergar el siglo de oro de Inglaterra a todos los niveles. Así las cosas, la ficción supone una pieza fundamental en el estudio de la monarca y en cómo se forjó su identidad de líder en un tiempo en el que el destino de todos estaba en manos de los hombres.