Anatomía de un escándalo

V.O: Anatomy of a Scandal 2022
  • 1 temp.
  • Drama

Ficha técnica

Productores/as:
Mark Kinsella
,
Richard Styles
Directores/as:
S.J. Clarkson
Reparto:
Michelle Dockery
,
Rupert Friend
,
Sienna Miller
Guionistas:
David E. Kelley
,
Melissa James Gibson
Ver serie

Sexo y poder son dos conceptos íntimamente ligados. Si echamos la vista atrás hasta las últimas décadas y recopilamos la lista de escándalos sexuales protagonizados por políticos y famosos, el resultado sería muy sorprendente. Y es que la cosa no va solo de Clinton, también de ilustres como Paris Hilton, Hugh Grant, Arnold Schwarzenegger o el mismísimo Carlos de Inglaterra. En el entorno del último, la élite británica, es justo dónde se mueve Anatomía de un escándalo.

De hecho, su historia es la de James y Sophie Whitehouse, un ministro del gobierno y su esposa perfecta, cuyas vidas dan un vuelco cuando el primero es acusado de violación. Evidentemente, el escándalo amenaza con destruir su carrera política, pero también su familia. Sin embargo, en medio del circo mediático que se genera, Sophie está convencida de la inocencia de su esposo y hará lo posible para demostrarlo; aunque todas las pruebas estén en su contra.

Estrenada en abril de 2022, Anatomía de un escándalo es un relato que mezcla tintes de drama y thriller. Se trata de un título original de Netflix que cuenta con el sello de la productora Made Up Stories (Nine Perfect Strangers) y que adapta la novela Anatomy of a Scandal, un bestseller escrito por Sarah Vaughan en 2017, del cual se ha dicho que “ofrece una visión apasionante de las maquinaciones ocultas de un escándalo político y la tensión entre la justicia y el privilegio”.

A la hora de dar forma a la historia, Vaughan bebió de su experiencia como reportera judicial y corresponsal política. Su tiempo cubriendo la actualidad en Westminster le sirvió para descifrar cómo se relacionan poder, derecho y privilegio. Ella estuvo ahí cuando estallaron casos como el de David Blunkett, entonces ministro del Interior, por tener una aventura con un editor; o el de Boris Johnson, negando su affaire con Petronella Wyatt para luego admitir haber mentido.

En el plano creativo, los responsables de la adaptación son Melissa James Gibson, conocida por su trabajo en House of Cards o The Americans, y el 11 veces ganador del Emmy David E. Kelley, creador de éxitos como Big Little Lies, The Undoing o la mencionada Nine Perfect Strangers. La intención de ambos con este proyecto era la de crear una narrativa antológica que abordara un escándalo diferente en cada temporada; un producto al estilo A Very English Scandal.

Por su parte, el elenco reúne a nombres tan interesantes como los nominados al Emmy Rupert Friend (Homeland) y Michelle Dockery (Downton Abbey), además de la nominada al BAFTA TV Sienna Miller (La voz más alta). Los acompañan: Jonathan Coy (Los pilares de la Tierra), Josette Simon (The Girlfriend Experience) o Naomi Scott (Aladdín), Jasmine en el live action de Disney. Todos actúan bajo la dirección de la veterana S.J. Clarkson (Jessica Jones).

Respecto al reparto, llama la atención el caso de la actriz Sienna Miller, Sophie Whitehouse en la ficción, quien también pasó por un escándalo similar: su prometido Jude Law admitió tener una aventura con la niñera de sus hijos en 2005. “Estaba elegida para interpretarla (...) Parte de lo que le sucede a Sophie lo sentía parecido a momentos que he experimentado en mi vida (...) No me importa hablar de la verdad, y esa es la verdad”, comentaba Miller a Vanity Fair.

Pese a sus buenas intenciones, Anatomía de un escándalo no cumplió con las expectativas de la crítica. Entre las opiniones más benévolas está la de Collider, para quien “su punto fuerte es su brevedad” y llega a decepcionar “porque todo es menos interesante que la suma de las partes”. Más pesimista es The Playlist, por ejemplo, que escribe: “Es una telenovela superficial y ridícula (...) El verdadero escándalo es lo perezoso que resulta todo”. Desde luego, la serie ha dividido.

En cualquier caso, nuestra recomendación es acercarse a la serie sin prejuicios. Anatomía de un escándalo pretende ser un examen de los privilegios y poderes que ostentan las altas esferas, y que suelen inclinar la balanza en los momentos clave. En seis episodios, la ficción aborda temas como el derecho, la verdad y sobre todo los límites del consentimiento. Sin duda, asuntos muy espinosos pero necesarios para abrir aún más la conversación social en tiempos de #MeToo.